La Asociación de Padres de Autistas de Toledo se creó en 2007 a iniciativa de un grupo de padres de niños con Autismo y TGD, de la provincia de Toledo, para dar respuesta a sus necesidades y mejorar su calidad de vida.

Estatutos de APAT

Artículo 3. Fines.- La Asociación, que no persigue fines lucrativos, tiene por fines:

a.- Promover el tratamiento, reeducación, desarrollo y plena integración social de las personas con discapacidad, desarrollando intervenciones específicas con personas con autismo y otros trastornos del desarrollo.

b.- La atención a estas personas con procedimientos y educación específicos para lograr el máximo de su desarrollo personal e intelectual, poniendo en funcionamiento los medios más adecuados para conseguir este fin.

c.- Informar, orientar y facilitar a padres y/ o familiares de los afectados, sean o no de la asociación, de cuantos medios, métodos y experiencias puedan estar a su alcance para lograr el máximo desarrollo personal del afectado.

d.- Adquirir información e intercambiar experiencias tanto con otras asociaciones o grupos similares, como con padres y/o familiares afectados, sean o no de la Asociación.

e.- Velar por los intereses educativos, formativos y laborales de los afectados y sus familiares.

f.- Promover el desarrollo de recursos públicos, sociales, sanitarios, culturales, educativos y deportivos que fomenten la participación social de la población, facilitando la participación social activa de los afectados en un entorno comunitario, cada vez más amplio, sin que genere, objetivamente marginación.

g.- Promover la colaboración con las Instituciones Públicas y privadas de ámbito educativo, social y sanitario.

h.- La Asociación organizará la celebración de actos formativos, asistenciales, sociales y de convivencia, poniendo a disposición de los afectados tanto los servicios e instalaciones propias con que contare como lo que pudiere obtener a través del concurso y colaboración de otras Asociaciones, Entidades y personas jurídicas o físicas.

i.- Desarrollar cuantos medios sean necesarios para confeccionar un censo de afectados en la región, así como reunir a familiares y profesionales interesados por esta Asociación.

j.- Defender la dignidad y los derechos de las personas con discapacidad intelectual, apoyando a las familias para conseguir mejorar las condiciones de vida de estas personas.